Si crees que ya ha llegado la hora de mejorar el sueldo que recibes, es el momento de comenzar a estudiar tu estrategia para saber cómo pedir un aumento de sueldo a tu jefe. Para que ese objetivo se cumpla es necesario tener la mente fría y preparar una adecuada argumentación que evite ese temido “NO” rotundo que tantas veces nos hemos imaginado al ir a pedir un aumento de salario.

 

¿Cómo pedir un aumento de salario?

 

Como-mejorar-el-sueldo-en-tu-trabajoEstudia el mercado. En primer lugar, estudia el sueldo medio de tu sector para conocer los baremos de remuneración en los que se mueven tus colegas de profesión y evitar dar una cifra poco realista que haga que tus superiores no tomen en cuenta. Además, trata de sonsacar a tus compañeros de oficina la retribución que tienen, para estimar en qué posición media se encuentra tu nómina. Si observas que eres de los que más cobras, debes tantear solicitar una subida ajustada, si por el contrario, te encuentras entre los que menos dinero recibe, estudia los motivos por los cuáles crees que se produce dicha situación y prepara un sólido argumento que lograr una subida de sueldo justa.

 

Analiza tus logros y éxitos. Es muy importante a la hora de solicitar una subida de salario que estudies con detenimiento la productividad de tu trabajo, para que sepas exponer qué te hace tan importante en tu trabajo. Te recomendamos que elabores una lista de tareas, horas extra, trabajos con resultados satisfactorios y todos los logros que has conseguido con tu trabajo para la compañía, con ello, podrás exponer de mejor forma a tu superior que eres un empleado con un gran valor proactivo para con la empresa. Según reconocen muchos expertos en recursos humanos, los directivo cada vez son más conscientes de que su propio éxito depende de sus trabajadores, de ahí que prescindir de un trabajador eficaz y responsable sea una acción poco recomendable.

 

No dejes nada al azar. Entrena todas las posibles preguntas que tu superior pueda plantearte para elaborar una satisfactoria respuesta que impida que te quedes en blanco y desfallezca tu seguridad. Recuerda que vas a pedir algo justo que te has ganado, no dejes que tu superior te pueda intimidar y demuéstrale que realmente te mereces ese aumento. Ensaya delante de un espejo para aprender a manejarte en situaciones de tensión y practica tu lenguaje corporal para lograr ser lo más convincente posible.

 

Solicita formalmente una entrevista con tu superior. Pedir una subida de sueldo es una conversación que se debe llevar a cabo en un despacho y a puerta cerrada. Es necesario concertar una cita previa con tu jefe para evitar que ser marche a los cinco minutos de haber comenzado a hablar. Además, con ello le dejarás ver que tienes una propuesta seria que comentarle y se tomará mucho más en serio aquello que tengas que decirle.

 

Prepara una alternativa. Si después de todo lo expuesto tu jefe decide “dar calabazas a tu propuesta” por motivos económicos, trata de plantearle otro tipo de mejora en tu trabajo, como por ejemplo, una mejor flexibilidad en el horario o algún día libre. La idea es que vea que eres comprensible con la situación financiera por la que pasa la empresa, pero que de todas formas consideras justo una mejora en tu situación laboral dado el esfuerzo y sacrificio que has mostrado siempre por la compañía. Además, en el caso de que nuestro principal objetivo se vea frustrado, no te desanimes, procura irte de la reunión con buena cara (o por lo menos no con cara de “me das asco”) y comienza a buscar otro empleo que te permite mejorar la negociación con tu jefe.